viernes, 22 de enero, 2021  |  

- 18 diciembre, 2013 -

Vicent Carda considera que lo que esta pasando “es una estafa en toda regla” y pide a la empresa que “de la cara”.

 

El portavoz de Compromís per Borriana, Vicent Carda, ha pedido “responsabilidades políticas y que alguien de la cara en este ayuntamiento de pandereta y de inútiles, empezando por el Concejal de Urbanismo y terminando por el último enchufado que hay por la casa, al igual que los responsables de la empresa”, al conocerse que los informes medioambientales que paralizan el PAI Sant Gregori Golf llevan más de dos años en las dependencias municipales, “sin que nadie del Gobierno municipal haya hecho nada por subsanar las deficiencias que los dos informes contemplan”.

Para el portavoz de Compromís per Borriana, la conclusión es que “ni el PP, ni la empresa que tiene que desarrollar el PAI, ni tienen ganas, ni voluntad en tirar adelante sant Gregori, unas veces por falta de agilización y trabajo por parte del gobierno del PP y otras por la dejadez de la empresa urbanizadora”. Desde Compromís per Borriana se apunta que “esto es una muerte anunciada, o lo que es lo mismo, la perdida para muchos propietarios de unos valores económicos que nunca debieron de permitirse en el mercado inmobiliario”.

Compromís per Borriana considera que “estamos ante unos hechos gravísimos, que los informes estén en el ayuntamiento desde octubre de 2011 y no se haya informado al respecto, ni tan siquiera se haya intentado solucionar el problema es una muestra de que el PP no confía en el proyecto, pero la empresa también deja mucho que desear”. Para Vicent Carda, “esto huele y, muy mal, que se pretendía silenciando los informes negativos, y que papel juega la empresa urbanizadora en todo esto”. El portavoz de Compromís estima que “se está actuando de muy mala fe, castigando a los pequeños propietarios, cobrándoles y reteniéndoles los avales”.

Para Vicent Carda, “lo que esta pasando con Sant Gregori Golf es la clara muestra de una mala planificación y gestión por parte del PP y por la avaricia descomunal de unos empresarios que tienen que desarrollar el PAI y no saben con que dinero porqué nunca lo tuvieron”. Según el portavoz de Compromís per Borriana “no estamos ante un capítulo más de las consecuencias de la crisis, esto es una estafa, con Bankia por medio, el PP viéndolas pasar y una empresa engañando a todo el mundo; mientras los propietarios, más de 300, con el agua en el cuello, con avales presentados y pagando intereses a los bancos. Vergüenza señores, vergüenza. Vaya estafa más bien planteada por algunos”.

Google+
Whatsapp Telegram