Viernes, 20 de septiembre, 2019  |  
La obsesión por limpiar su nombre hizo de Bataller ‘el cliente perfecto’ para los empresarios de la operación Púnica La obsesión por limpiar su nombre hizo de Bataller ‘el cliente perfecto’ para los empresarios de la operación Púnica

- 7 febrero, 2019 -

Las campañas, que no llegaron a pagarse, fueron contratadas desde el Ayuntamiento y el Partido Popular La obsesión por limpiar su nombre hizo de Bataller ‘el cliente perfecto’ para los empresarios de la operación Púnica

Las campañas, que no llegaron a pagarse, fueron contratadas desde el Ayuntamiento y el Partido Popular

La obsesión de Alfonso Bataller por limpiar su buen nombre, tras ser desimputado de la causa ‘Gürtel’, convirtió al ex alcalde de Castellón en el ‘cliente perfecto’ para la trama de Alejandro de Pedro Llorca, imputado por la operación Púnica. Abordado ‘casualmente’ en el tren por Alejandro de Pedro, Bataller accedió a gestionar publicidad con fondos municipales, y posicionamiento político a través del Partido Popular. Todo se frenó cuando se destapó la operación Púnica y ninguna de las facturas llegaron a pagarse. La UCO considera que tanto él como Pérez Macián pudieron cometer delito. Desde el PP, que fue el tomo de la estampita.

Esperanza Molina/ Castellón Información

La publicación, por parte del Grupo Prisa (El País y la Cadena Ser) del contenido de un informe realizado por la Unidad Operativa Central de la Guardia Civil (UCO), sobre la Operación Púnica en Castellón, ha vuelto a poner sobre la mesa una serie de hechos que se dieron entre 2014 y 2015, y que ponen en el punto de mira al que fuera alcalde de Castellón, Alfonso Bataller y a su concejal Juan José Pérez Macián.

Posiblemente, de no ser por la relevancia de la operación Púnica y todo lo que va dejando al descubierto, la historia podría haber sido contada como ‘el timo de la estampita’ ¿O no?. En cualquier caso, eso lo deberá decidir el juez de la Audiencia Nacional que dirige la operación, y a quien la UCO remitió su informe el pasado 8 de enero. Un informe en cuyas conclusiones, entiende que tanto Alejandro de Pedro Llorca, como Juan José Pérez Macián y Alfonso Bataller, pudieron incurrir en un delito de fraude en materia de contratación pública.

La historia que se relata a continuación está contrastada tanto por las conclusiones del informe de la UCO, al que Castellón Información ha podido tener acceso, como por fuentes del Partido Popular.

Fotografía de Alfonso Bataller

Los antecedentes

El 25 de abril de 2013 saltaba la noticia de la imputación (ahora se diría investigación) del entonces alcalde de Castellón, Alfonso Bataller, por su presunta implicación en la trama Gürtel.

El juzgado investigaba la gestión realizada por la Administración Valenciana gobernada por el PP, entre 2005 y 2009, a tenor de una supuesta fragmentación de contratos que tenían como fin último la contratación directa de la empresa Orange Market y sus filiales. La misma empresa que después financiaría la campaña electoral del PP. El truco consistía fragmentar esos contratos grandes en un número mayor de otros más pequeños, y así saltarse las reglas de concurso público, de forma que bastaba con que se presentasen tres ofertas para poder elegir la que convenía.

La relación de Bataller con esta trama se remitía al 2007, cuando ejerció como subsecretario de la Conselleria de Sanidad (2007 al 2011), desde la que impulsó el acto ‘premios salud y sociedad 2007’. Un evento que le llegó cuando apenas había accedido al cargo.

La pesadilla de Bataller duró poco más de un año, hasta que el 24 de julio se hacía pública la instrucción del sumario en la que quedaba exonerado de cualquier sospecha.

Pero las secuelas fueron enormes. Exonerado o no, el buen nombre de Bataller había quedado marcado. Los datos de la imputación habían llenado periódicos enteros durante 14 meses. Su desimputación apenas duró un día en los medios de comunicación.

Pleno Ayuntamiento Castellón 27II14 (1)

Extraño compañero de viaje

En este contexto y con la sensación de no poder limpiar su imagen, en un trayecto de tren y cuando Bataller viajaba en el AVE, se le acercó un extraño compañero de viaje, era Alejandro de Pedro, propietario de una empresa, Madiva, desde la que se definía como experto en relaciones públicas, posicionamientos en redes, comunicación…  y que, a su vez conocía a todo el mundo, tenía varios medios digitales y hacía maravillas…

A Alfonso le obsesionaba que su nombre apareciera siempre ligado a la trama Gürtel”, indicaban fuentes del PP. Le dolía que cada vez que salía su nombre, que se buscaba en internet, siempre estuviera identificado por esta trama, y no por su gestión, ya fuera en la Conselleria de Sanidad, ya fuera como alcalde o como profesional de la sanidad que era su profesión”.

Lo cierto es que a la vuelta de aquel viaje, Bataller estaba plenamente convencido de que había encontrado la solución a sus problemas, “traía la cabeza llena de todo lo que podía hacerse tanto por la institución como por él mismo, cómo vender mejor sus argumentos, como llegar a la gente, como comunicar lo que quería y el trasfondo de su gestión. Castellón y él mismo necesitaban una buena comunicación…”

En el mes de mayo de 2014, en la remodelación del equipo de Gobierno, Alfonso Bataller había ascendido a Juan José Pérez Macián a portavoz del equipo de Gobierno. Era su hombre de confianza y ¿qué mejor que comentarle a su portavoz todo lo que había aprendido en el tren y todo el partido que se le podían sacar a aquellas tecnologías de las que le habían hablado?

De esta forma, Bataller habló de Alejandro de Pedro y le pasó el contacto a su equipo para que atendieran al empresario “porque tenía buenas ideas y les podía venir muy bien”.

Alfonso Bataller, alcalde de Castellón

Contratación de servicios de imagen

La historia, a partir de aquí, podría tener diferentes lecturas. La que realiza la UCO en base a su investigación y las declaraciones realizadas por la empresa investigada; y la que relatan los afectados (fuentes consultadas del PP), en la que afirman desconocer mucha de la información que se aporta y su intencionalidad. Y Ambas coinciden en el fondo: se trataba de una campaña de imagen y comunicación para visibilizar la cara amable de Bataller.

La reunión del 25 de junio:

Tal como indica el documento de la UCO, el 25 de junio de 2014 se celebró una reunión a la que asistieron Alejandro de Pedro, Javier Bueno, y Juan José Pérez Macián, “para plantear de manera más detallada los servicios de Eico/Madiva (la empresa que gestionaba Alejandro de Pedro).”

La versión recogida por los agentes de la UCO señala que desde EICO se realizó un informe preventa, que recogía el contenido de la reunión, en la que Juan José Pérez Macián habría expresado el interés por estos servicios, si bien el concejal mencionó el problema de la financiación.

Fuentes del PP inciden en que nunca fueron ellos los que llamaron a De Pedro, sino que era el empresario de Madiva el que llamaba constantemente. Manifiestan también, que nunca tuvieron conocimiento del informe de preventa y que realmente desconocían muchos de los detalles del servicio que se les ofreció, salvo el más importante, que eran expertos en publicidad e imagen, que sabían de medios de comunicación y de los nuevos digitales de internet.

En cuanto a la financiación de las campañas, tal como alude posteriormente el informe de la UCO, Pérez Macián expresó reticencias sobre la financiación, porque una cosa era la imagen del alcalde y del Ayuntamiento, y otra el posicionamiento personal de Bataller como político. En este punto, el acuerdo, señalan las mismas fuentes, fue la de contratar dos campañas: una como promoción institucional del Ayuntamiento que dirigía Bataller, que sería financiada mediante la inserción de banners publicitarios y pagada por el Ayuntamiento; y otra diferente, sobre el posicionamiento del político y su imagen pública, que sería pagada por el Partido Popular de Castellón, que presidía entonces Bataller.

Alfonso Bataller

 Los servicios pactados

Según el citado documento de ‘preventa’, refiere la UCO, y que desde el PP afirman desconocer, “los servicios pactados consistirían en la generación de contenidos en el diario digital ‘Noticias Castellón’ (Perteneciente a Madiva), favorables al alcalde de Castellón, mediante la contratación de un periodista y el posicionamiento online de dichos contenidos, dando cuenta de dichos trabajos mediante un entregable periódico relativo a la reputación de Alfonso Bataller (que se remitirá por e-mail). Se incluía también la compra de seguidores para el diario y las comunidades web creadas”.

Cuatro días después, según la UCO, se realizaría una nueva reunión en la que habrían estado Alfonso Bataller, Alejandro de Pedro y Juan José Pérez Macián, ‘para cerrar detalles y comenzar a trabajar’. Tras la reunión, relata la UCO en su informe, Alejandro de Pedro puso al corriente a su socio José Antonio Alonso Conesa, del resultado de la reunión, afirmando que ‘ya está vendido y que han sacado 20 para este año y 20 para el que viene’.

El informe de la Guardia Civil destaca en sus conclusiones la propuesta por Eico/Madiva, que pasaría como ya se ha citado, por la publicación de contenidos favorables en ‘Noticias Castellón’ (“junto con contenido neutral para disfrazar el mensaje”), como la creación de comunidades de usuarios de redes sociales, caso de la página ‘Castellonenses’ (donde insertar información favorable al alcalde) y la captación de usuarios para dichas comunidades. Los pagos se financiarían en parte con fondos municipales como pago de una campaña de banner publicitario y otra parte sería abonada por el PP local”.

Y la UCO refiere su convencimiento de que se trataba de información ‘pactada e interesada’ en una conversación en la que un miembro de la empresa habría dicho al representante del alcalde, que había que hacerlo así porque si no “se les veía demasiado el plumero.

En torno a este relato, las mismas fuentes del PP señalaban:

“A nosotros nos dijeron que tenían acceso a toda una cadena de periódicos digitales distribuidos por todo el país, por lo que el alcance de las noticias del Ayuntamiento iba a ser muy grande, y que tenían una barbaridad de audiencia.

Nuestro planteamiento, desde el Ayuntamiento era, que si poníamos publicidad de las campañas en una red con tantos medios saldría publicado en todo el territorio nacional; y el efecto, nos decían, sería muy bueno. Nos vendieron la película de que, con tanto periódico, tendríamos la campaña hecha, pero no sabíamos realmente las audiencias que tenían… porque las mediciones de internet no las controlábamos, los expertos eran ellos. Si queríamos hacer una campaña bien hecha, teníamos que contratar a profesionales, y eso es lo que hicimos, y una campaña fuera de Castellón, porque queríamos vender imagen de ciudad”.

“En cuanto a lo del posicionamiento, añadieron, , al principio Alfonso era reacio, porque tenía un coste y eso, dejamos muy claro, que no iba por el Ayuntamiento que era cosa del Partido y se pagaría a través del PP Local. Cuando exoneraron a Bataller el Partido lo aceptó, pero aún así Bataller, quiso someterlo a prueba, por un mes, para ver cómo funcionaba”.

Adif Ave 21I5 (5)

Tertulias y relaciones públicas

La UCO hace referencia también, como ha publicado El País, y ha referido Radio Castellón, al “interés del propio alcalde de Castellón en que tanto Alejandro de Pedro realizara gestiones ante autoridades que beneficiaría  en la reputación del alcalde de Castellón, como son la presencia en medios de prensa en calidad de tertuliano en una cadena nacional y de una entrevista con el presidente de Adif, en la que parece mediar el portavoz de infraestructuras del PP en el Congreso de los Diputados a petición expresa del socio de Alejandro, José Antonio Alonso Conesa”.

La referencia a esta afirmación de la UCO quedaría recogida en una de las grabaciones, en las que se habla con Bataller sobre su participación en una tertúlia…

Los colaboradores de Bataller mostraron sorpresa en este punto. “Eso nos resulta extraño, porque no lo podíamos sacar del despacho, para llevarlo a una televisión teníamos casi que atarlo… Lo que si nos vendió Alejandro de Pedro es que conocía mucha a mucha gente, y Bataller quería sacar adelante proyectos. Le preocupaba la Estación y quería una reunión con Adif, para que vinieran y vieran cómo estaba el entorno de la Estación para que lo arreglaran. Adif quería que le cediéramos el suelo y hacer un parquin de pago, nosotros queríamos un parquin, pero gratuito… y si, los de Adif si vinieron. Pero poco más”.

Las campañas contratadas y no pagadas

“Desde el Ayuntamiento, indican las mismas fuentes, se contrataron dos campañas con banners, y desde el Partido Popular una de posicionamiento”, a prueba, tal como se había pactado, para ver cómo iba. “Pero cuando Alfonso Bataller comenzó a oír rumores sobre la empresa Madivalo paró todo en seco. La intención inicial había sido contratar a esta empresa hasta mayo de 2015, pero no por las elecciones, sino porque se acababa la legislatura entonces… Pero cuando sonaron las primeras alarmas se dio orden de no pagar nada y bloquearlo todo…

Visto en la distancia puede parecer increíble… pero nos tomaron el pelo”.

El Ayuntamiento no pagó ninguna de las dos facturas emitidas por Madiva. Se dio orden de bloquearlo todo, pese a que ya se había autorizado el pago.

Algo similar ocurrió en el PP de Castellón, donde la factura llegó por correo certificado.

La UCO estima que concurren responsabilidades penales

El 27 de octubre de 2014 salía a la luz la operación Púnica. La Guardia Civil detuvo 51 políticos, ediles, funcionarios y empresarios, de PP, PSOE e incluso de IU. A consecuencia de esa investigación fueron investigados más de 90 ayuntamientos.

El martes, 9 de junio de 2015, agentes de la Guardia Civil se personaron en el Ayuntamiento de Castellón para investigar la presunta relación del todavía alcalde Alfonso Bataller con la trama Púnica. La Guardia Civil se incautó de documentación y tomó declaración a Bataller y parte de su equipo.

No se realizaron imputaciones  y en los dos autos judiciales dictados desde entonces tampoco aparecen los nombres de Bataller y de Pérez Macián.

El 8 de enero, la Unidad Central de la Guardia Civil emitía el informe cuyas conclusiones se han destacado en esta información.

“A juicio policial, en los hechos anteriores podrían concurrir por tanto responsabilidades penales en las personas de Alejandro Pedro Llorca, Juan José Pérez Macián y Juan Alfonso Bataller Vicent por un posible delito de fraude en materia de contratación pública, al haber acordado la contratación de un plan de medios a las empresas Eico/Madiva con cargo a fondos municipales con destino a publicidad institucional y con el propósito de favorecer la imagen reputacional del alcalde en internet”.

Google+
Whatsapp Telegram


  • Un posible delito significa que no es afirmativo, si no que podría ser , pero si efectivamente y se puede demostrar que no se han pagado esas facturas al ser paralizado el pago de las mismas después de haber dado el visto bueno , si entender mucho significa que la contratación de esos servicios no se han abonado por haber intentado por parte de la empresa estafar en este caso al alcalde o portavoz, con lo cual esto y publicado por los medios del Pais y la cadena Ser , no hace falta dar mas vueltas , todo es una trama para desacreditar al PP de Castellón y tapar las verguenzas de la izquierda castellonense. punto pelota.

    Responder

Responder a Federico Arnau Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *