Jueves, 20 de septiembre, 2018  |  

- 6 abril, 2018 -

Federico Arnau. Comerciante jubilado. Se tiene la mala costumbre de hablar sin pararse a pensar y sobre todo, a tratar a los demás con... En boca cerrada no entran moscas

Federico Arnau. Comerciante jubilado.

Se tiene la mala costumbre de hablar sin pararse a pensar y sobre todo, a tratar a los demás con demasiadas desconsideraciones sin conceder la presunción de inocencia hasta que se demuestre lo contrario.

Un colectivo importante de ciudadanos que aplican estas formas son los que se dedican a la política, demasiadas veces se ataca a los contrarios para después tener que tragarse todo lo vomitado anteriormente, por mucho que tengan la habilidad de cambiar el discurso para decir que, donde digo, digo, digo Diego.

Los discursos que se están oyendo sobre los Presupuestos Generales del Estado son más de lo mismo. Cuando los ha presentado el PSOE, tanto el PP como el resto de partidos han sido contrarios por mil razones, y cuando los ha presentado el PP, el PSOE y el resto igual, gobernando en mayoría o en minoría, la diferencia es que si es no te sometes al chantaje y en minoría tienes que someterse al chantaje siempre por los nacionalistas.

En el caso actual tenemos a Ciudadanos, que ha negociado el apoyo en unos puntos, entre ellos el aumento de pensiones, que se beneficiaran unas decenas de miles pero seguimos con el chantaje del PNV a pesar del cupo beneficioso ante otras comunidades como la valenciana.

Estos chantajes tanto el PSOE como el PP los han tenido con Convergencia y el PNV junto en ocasiones con otras fuerzas escasas.

Terminar con esto, si los líderes de los principales partidos fuesen estadistas y no oportunistas mediocres como Pedro Sánchez ,ante pondrían el respeto a los votantes que hicieron que la primera fuerza fuese el PP y en vez de decir que busquen los apoyos propiciando al chantaje , se comportaría como un estadista y negociaría con el PP, igual que Albert Rivera aunque solo fuese prestando los votos necesarios y al mismo tiempo seguir la política de partido que es la misma que hacen todos, pero evitando beneficiar a unos españoles y dar dos hostias con perdón al resto.

Pero como de chantajes se trata, en vez de abrir tanto la boca, se abre para no cometer lo mismo que se critica.

Ximo Puig, presidente de la Comunitat Valenciana, se llena la boca reclamando una financiación justa al PP. Sin embargo, la tuvo cerrada con el PSOE, su partido, y se quedó quieto aparte de mudo, aceptando la financiación que Zapatero destinó a su Comunidad.

¿No tienen valor Ximo Puig y Mónica Oltra de prestar esos cinco votos a cambio de la financiación justa que merecemos? Si los demás chantajean también lo pueden hacer ellos. ¿O prefieren ser víctimas andantes con discursos de que si tuviésemos el financiamiento justo tendríamos para poder hacer más escuelas, más colegios, más ayudas sociales, más residencias, y mejor sanidad, y que por esta causa no se tiene recursos para poder hacer todo esto? Sin embargo se puede tener para montar una radio televisión, crear puestos que se habían suprimido, etc, etc.

Pero aparte de todo esto los más perjudicados tanto por el Gobierno Español, como por el Gobierno del Pacte del Botànic, es la provincia de Castellón, al conceder un presupuesto a Valencia para la línea 2 del Tranvía, así como al Tram de Alicante, y cero euros para la línea dos del Tram de Castellón, inicio del Transporte Metropolitano de la provincia. Como todas las restantes infraestructuras que necesitamos, pero cuando no son los gobiernos son las propias consellerias que no se ponen de acuerdo, y al final los retrasos siempre los sufrimos los mismos.

Cuando hablemos, repasemos antes y no sirve dar la vuelta a la tortilla.

La justicia es la que dará su veredicto, pero con la financiación ilegal del PP se han llenado la boca lanzando una cantidad de insultos a miembros de ese partido, que por muchísimo menos, menos de menos, se ha llevado al Presidente de la Junta de Fiestas a los tribunales.

Igual el PP tenía las pruebas de la financiación ilegal del PSOE y el Bloc, parte ahora de Compromís , y aguantaron como jabatos los ataques de estos partidos, justamente el 2007 la misma que se acusa al PP.

Los del PP no tienen vergüenza, según la oposición gobernante, porque se hace el bobo y no saben nada, pero resulta que a los jóvenes de esos partidos se las han colado dejando que se estrellen. Ximo Puig y Enric Morera, con los años que llevan tampoco olieron nada, ¿o es que los demás si deberían saber y ellos no? Qué sé yo , igual en un almuerzo a finales del 2006 quedaron todos y se repartieron las empresas para poder recaudar fondos. Hoy por ti mañana por mí. Tampoco sería descabellado. Bueno, para una película de humor la escena estaría bien.

En el último pleno la alcaldesa de Castellón, Amparo Marco, exigió a Ciudadanos por el tema de la financiación ilegal que su campaña fue pagada por las donaciones de sus militantes el PSOE de Castellón y que cuando se pronuncie la justicia se le pida perdón.

A Alfonso Bataller, anterior alcalde de la ciudad y ganador de las elecciones, usted no le pidió perdón por las acusaciones que vertieron por haber entrado la guardia civil en el ayuntamiento y no se encontró nada ilegal. Sin embargo el vicealcalde Nomdedéu si fue a disculparse al despacho de Bataller.

Cuánto bien se haría muchas veces tener la boca cerrada.

Google+
Whatsapp Telegram


  • Buenas precisiones Federico.
    La solución es sencilla: Fuera Autonomías

    Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *