Jueves, 6 de agosto, 2020  |  

- 29 julio, 2020 -

Marisol Linares. Exdiputada del PP. Aplausos, esa fue la consigna para recibir al presidente Sánchez a su vuelta de Bruselas. Una puesta en escena,... Aplausos

Marisol Linares. Exdiputada del PP.

Aplausos, esa fue la consigna para recibir al presidente Sánchez a su vuelta de Bruselas. Una puesta en escena, como si se tratara del gran conseguidor de un trato de favor para España, ideada por su jefe de marketing que está claro que se gana a pulso su sueldo, ya que sus escenificaciones y su estrategia para escabullirse de los escándalos tapando uno cuando aparece otro, hay que reconocer que consigue tener a la ciudadanía adormecida, por lo menos así lo dicen las encuestas del señor Tezanos.

La cruda realidad es otra, el acuerdo europeo para la reconstrucción es histórico, pero España solo ha conseguido lo que como miembro de la UE le correspondía ni más ni menos, eso sí bajo la supervisión y control de los estados miembros, por lo tanto, Sánchez no ha conseguido su obsesión de obtener dinero sin hacer nada a cambio, lo que demuestra una vez más (tras elfracaso de su apuesta por la señora Calviño) su falta de rigor estratégico y político al ir a Europa con pretensiones pueriles propias de un presidente que no sabe ni quiere saber nada de lo que es la política económica o geoestratégica.

Pero en Europa tenemos a líderes europeos que han puesto a Sánchez en su sitio a la hora de tener que aceptar las condiciones impuestas por la UE. Los aplausos no han hecho más que mostrar a un político que se vanagloria de haber hecho lo que le corresponde como presidente de España, ya que en su sueldo lleva aparejado trabajo y responsabilidades que, a mi modo de entender, no tienen por qué ser correspondidos con aplausos y loas, sino con una reflexión profunda de la situación en la que se encuentra España, donde estamos y ande queremos ir. Sin embargo, más bien parece que tienen que ser nuestros socios comunitarios los que nos han tenido que poner “las peras al cuarto” como se dice vulgarmente, ante la nulidad de un gobierno social-comunista cuyas pretensiones programáticas son contrarias a las políticas de reconstrucción que lidera la UE.

Los aplausos deben ser para Europa ya que gracias a la Comisión Europea,España podrá salir airosa de esta profunda crisis en la que nos ha metido el tándem nchez-Iglesias, los aplausos deberán ser para una Merkel que ha demostrado una vez más ser una gran política a la que Europa le debe mucho, y los aplausos deben ser para los estados miembros que con criterios rigurososnos sacarán a España de esta pandemia sanchista.

Google+
Whatsapp Telegram


No hi ha comentaris per el moment

Escriu el primer comentari!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *