Viernes, 22 de noviembre, 2019  |  

- 25 octubre, 2019 -

Miguel Bataller. Jubilado.  Llevo más de un año, incidiendo en la conveniencia para el Centro-Derecha español, de saber distinguir quiénes son los adversarios y... Analizando opiniones políticas: Partido Popular, Vox y Ciudadanos

Miguel Bataller. Jubilado. 

Llevo más de un año, incidiendo en la conveniencia para el Centro-Derecha español, de saber distinguir quiénes son los adversarios y quiénes los enemigos, a fin de tratar de sumar siempre con nuestros adversarios y restarle capacidad decisoria a nuestros enemigos, a través de las urnas.

Tanto Cs, como PP y Vox (por orden alfabético) saben que están condenados a entenderse después de las elecciones, si quieren evitar que el poder caiga en manos de la izquierda radical y los independentistas.

Lo van a tener muy difícil, pero no imposible y por lo tanto tienen que remar siempre en el mismo sentido los tres y aprender de los errores pasados, para no repetirlos.

Para eso, tienen que empezar por saber las razones del cambio de sentido del voto entre ellos, analizando las encuestas más recientes, que  unánimemente presagian una caída importante de Ciudadanos que ve reducido su número de escaños en un 50% como mínimo bajando a poco mas de 20 en algunos casos, una subida muy importante del PP que puede llegar a los 100 desde los 66 que tenía con incrementos que rozaran el 40 %, y otra subida fuerte de VOX  en un porcentaje similar que le permitiría saltar desde los 24 escaños actuales a los 34 que les adjudican de promedio los analistas.

De darse esos resultados que las encuestan adelantan, el bloque de centro-derecha, podría igualar o quedarse a poca distancia por arriba o por debajo de lo que yo llamo Frente Popular de izquierdas actual, es decir PSOE –Podemos-Más País,  a los que el mismo consenso les adjudica un total aproximado entre los 150-160 escaños es decir más o menos los mismos que el bloque constitucionalista de centro-derechas. 

Con eso no bastaría ni a unos ni a otros y todo quedaría en manos de los enemigos de España, es decir de los Independentistas.

También se podría articular un Gobierno probablemente  si Ciudadanos sumara con la izquierda, aunque considero que los naranja y los morados de Podemos, son agua y aceite con unas incompatibilidades insalvables.

En lunes pasado día 21 Carlos Herrera entrevisto a Inés Arrimadas ( una de las pocas personas de su partido que merecen mi credibilidad política) y me sentí profundamente decepcionado, porque su discurso permanente fue contrario al Suma España con el PP, argumentando que durante 40 años los populares solos nunca habían podido sacar del Gobierno Andaluz a las izquierdas socialistas y comunistas y para hacerlo se tuvieron que presentar por separado PP y Ciudadanos , sin mencionar en ningún momento a Vox.

El mayor error de Rivera y su equipo de gestión ha sido querer ningunear tanto en Andalucía, como en Madrid, Murcia y Castilla León a Vox, que ha sido imprescindible en todos esos lugares para que pudiera formarse Gobierno entre los azules con los naranja, sin exigir nada a cambio para los verdes.

Que no tengan ninguna duda ni don Alberto, ni doña Inés, que la espectacular subida de Vox, vendrá dada por esa generosidad tan desinteresada.

El colosal desplome, que se lo adjudiquen ellos mismos a su egoísmo irracional y al ninguneo absurdo al que han sometido a quienes les dieron todo a cambio de nada.

El PP supo mantenerse entre dos aguas inteligentemente y por eso cosechará muchas de las fugas de CIUDADANOS.

Vox unas pocas y otras muchas le llegaran desde la abstención e incluso desde esa gente menos favorecida que a lo largo del tiempo se ha dado cuenta de que sus principales defensores, Psoe y Podemos lo único que han hecho han sido promesas incumplidas y deteriorar aún más sus situaciones precarias y escuchan de Vox un discurso coherente, para afrontar la inmigración ilegal que tanto daño ocasiona a la mano de obra menos cualificada al incorporarse al mercado negro del  trabajo.

Por lo tanto les recomiendo tanto a PP como a Ciudadanos y a Vox, que procuren no restarse entre ellos, sino que se esfuercen en sumar para tratar de conseguir  el sueño utópico de conseguir una mayoría suficiente y necesaria para poder formar Gobierno, y caso de no ser posible, la única alternativa viable y no suicida, sería una Gobierno de gran coalición PP-PSOE (por orden alfabético) para llevar a cabo todos los cambios constitucionales necesarios, para que nunca más los enemigos de España (independentistas  y filo-terroristas) fueran quienes tuvieran en sus manos la decisión de entregar el poder a quienes mejor les pagara sus escaños, como ha ocurrido hasta ahora.

Y sobre todo recuperar Sanidad, Educación y Justicia para el Gobierno central a fin de que como dice nuestra Constitución:

“Todos los españoles seamos cual ante la ley”

Hasta la semana que viene si Dios quiere y les deseo acierto al depositar su voto, porque de eso va a depender el futuro de lo que nos quede de vida a los mayores, pero fundamentalmente el de nuestros hijos y nietos, que no se presenta tan bonancible como lo fue nuestro pasado.

 

Google+
Whatsapp Telegram


No hi ha comentaris per el moment

Escriu el primer comentari!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *