Lunes, 6 de abril, 2020  |  

- 17 febrero, 2020 -

Miguel Bataller. Ciudadano del mundo y jubilado. Pedro Sánchez ya ha elegido a sus compañeros de viaje para el futuro, convirtiéndose en el aliado... Ali Baba y sus 40 maletas venezolanas

Miguel Bataller. Ciudadano del mundo y jubilado.

Pedro Sánchez ya ha elegido a sus compañeros de viaje para el futuro, convirtiéndose en el aliado preferente de la Narco-Dictadura Venezolana empujado en esta aventura por su Vicepresidente Segundo del Gobierno que a la vez fue uno de los principales ideólogos y asesores de Chávez y Maduro, en el ruin proyecto de descomposición de la República de Venezuela.

Pero curiosamente, a ojos de opinión pública y publicada en España, no aparece para nada inmerso en ese proceloso mar de insensateces y despropósitos, ni Podemos ni tampoco Pablo ni ninguno de sus dirigentes.

Por lo visto unos habrán sembrado y recogerán su parte del botín y los otros cargarán con todas las responsabilidades políticas e incluso diplomáticas y penales que puedan derivarse de este caso.

En principio, solo se trataba de una entrevista diplomática a bordo de un avión, en zona internacional, entre un Ministro de Transportes del Gobierno Español, con la Vice Presidenta Venezolana, Delcy Rodríguez que tenía prohibida la entrada en suelo europeo por ser considerada delincuente por la Unión Europea.

Primera mentira, porque entre las competencias del mencionado Ministro, no figuraban ni la representación diplomática, ni la orden público ni la judicial, pero como alguien tenía que “cargar con el mochuelo”, para recibir lo que les traían en contrapartida a no recibir a Guaido como Presidente de Venezuela y degradarle oficialmente en España como Jefe de la Oposición Venezolana por el mismo Presidente del Gobierno y ejercer de mamporreros oficiales del Chavismo-Madurista de cara a Europa, les mandaron a alguien dispuesto a hacer méritos de cara al futuro, sin percatarse este pobre hombre que su vida política acabaría ardiendo en esa hoguera de vanidades que le habían preparado.

Ahora todos les apoyan, pero en su momento nadie quiso dar la cara dignamente y mucho me temo que antes o después aparecerán las grabaciones de esas 40 maletas que se descargaron en dos carretillas y se llevaron a tierra con destino aun sin confirmar, del mismo modo que han salido las imágenes de Delcy en el Aeropuerto, después de haberse paseado por suelo Europeo y permanecer varias horas primero charlando y luego descansando y disponiendo de todo lo necesario, para que “su equipaje” llegara al destino que se le tenía reservado.

Los bien pensantes periodistas a sueldo del Gobierno y de los medios de comunicación adictos al régimen, hablan de Valija Diplomática, pero otros muchos más interesados en conocer la verdad, que en lavarle la cara a quienes han podido delinquir, nos preguntamos si hay algún derecho de inviolabilidad de Valija Diplomática para delincuentes que tienen prohibida la entrada en suelo europeo.

O sea que ¿aquí se reciben 40 maletas en un aeropuerto español y nuestras autoridades aduaneras las dejan entrar impunemente, sin certificar su contenido ni comprobarlo, porque vienen amparadas por una prófuga de la Justicia Europea?

¡No me hagan reír que tengo el labio partido!

Eso por lo visto se puede hacer impunemente en Venezuela porque allí las Leyes se violan a gusto del poder militar controlado por Maduro y sus muchachos formados y adoctrinados en esos principios por su equipo de asesores españoles, que ahora forman parte del Gobierno Español, pero que yo sepa , en España aún tenemos una Monarquía Parlamentaria que puede y debe exigir el cumplimiento de todos los presupuestos legales y Constitucionales, a todos los ciudadanos españoles, incluido el poder político del momento, que ni esta ni puede estar por encima de Poder Judicial ni manipularlo a su gusto y capricho.

El tema de las 40 maletas lo he leído y escuchado en muchos de comunicación, por lo que parece indudable.

De lo que no me cabe la menor duda, es que AENA dispone de las grabaciones correspondientes, de cómo se descargaron, se llevaron a la terminal y se inspeccionaron debidamente, a menos que algún cargo político les obligara a permitir la entrada de ese cargamento, sin la correspondiente inspección pero responsabilizándose por escrito, para eximir de responsabilidades a quien lo permitió.

Para este Gobierno, no parece haber límites, pero curiosamente en la medida en que se va subiendo a la cúspide del poder, ya verán ustedes como nadie sabe nada y al final acabaran pagando el pato quienes menos culpa tuvieron.

¿Quién será el Ali Baba receptor de estas 40 maletas?

¿Será solo uno o habrá partes alícuotas para varias personas o partidos?

¿Habrá ofrecido toda esta operación a los celos de Sánchez de ver el palacio de Galapagar y lo fácilmente que se amortizó?

¿Convencería Pablo a Pedro de las bondades de la revolución bolivariana con ese ejemplo?

No lo puedo saber a ciencia cierta, ni lo puedo asegurar, pero nadie puede negarme el derecho a pensarlo, cuando una semana antes de llevar a cabo esa conversión milagrosa Pedro le negaba él pan y la sal a Pablo, diciéndole que no hubiera dormir ni él ni el resto de los españoles con Pablo Iglesias en el Gobierno.

Desde luego a los españoles no nos toca la camisa el cuerpo con la realidad que vivimos actualmente, pero se me hace imposible comprender que Pedro Sánchez haya elegido el lado de los perdedores a largo plazo, ganándose la antipatía de sus socios europeos y la animadversión de Trump, presunto ganador de las elecciones en EEUU, porque sin los apoyos de unos y otros, España quedara fuera del mundo Occidental desarrollado, para convertirse en una marioneta del Narco-Tráfico y el Populismo anarco-comunista, condenado al fracaso.

Quizás Pedro, Pablo e incluso Zapatero y alguno más, salgan multimillonarios de esta triste aventura, pero ya me dirán ustedes donde podrán disfrutar de toda su fortuna.

Desde luego en España les resultaría muy difícil, si se recupera el sentido común y se respeta la Independencia del Poder Judicial.

De momento parece una batalla perdida, porque desde el Gobierno se trabaja a destajo, para que no sea así, pero como “no hay mal político que dure más de cuatro años siendo pésimo, ni Estado que lo resista”, prefiero mirar al futuro con optimismo.

Hasta la semana que viene amigos.

Google+
Whatsapp Telegram


No hi ha comentaris per el moment

Escriu el primer comentari!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *