Sábado, 18 de agosto, 2018  |  
Adiós a las bolsas de plástico Adiós a las bolsas de plástico

- 10 agosto, 2018 -

La normativa europea que obliga a cobrar por las bolsas busca paliar el problema que generan estas en el medio ambiente Adiós a las bolsas de plástico

La normativa europea que obliga a cobrar por las bolsas busca paliar el problema que generan estas en el medio ambiente

Castellón Información

Desde el 1 de julio de este 2018 ha comenzado un proceso que llevará a eliminar las bolsas de plástico definitivamente. La fecha límite que se ha puesto en España, con el fin de ajustarse a las normas de la Unión Europea, es el 2021. Al igual que en otros países, pronto veremos cómo las bolsas de papel se empiezan a ver en los comercios que tradicionalmente regalaban las de plástico de un solo uso.

Cobrar por las bolsas solo es el principio

Como anuncian ya todos los comercios, en caso de que queramos una bolsa de plástico, ahora tenemos que pagar por ella. Esta medida tiene como objetivo principal concienciar a los ciudadanos de que se debe tener cuidado con ellas, y evitar los riesgos que suponen para el planeta el exceso de plásticos. Se pretende que al menos alertando al bolsillo se pueda hacer algo en favor del medio ambiente.

Sin embargo, cobrar por las bolsas es un paso, al que le seguirá la prohibición en 2020 de cualquier bolsa que no sea compostable. Es decir, que todas las bolsas deben empezar a cambiar en su composición para convertirse en abono en un par de semanas. De hecho para la fecha todas aquellas bolsas que se usan para envolver alimentos, que tienen un espesor inferior al de las bolsas tradicionales de la compra, deberán ser así.

El 1 de enero del año siguiente todas las bolsas deberán ser de plástico compostable, con lo que pasaremos del plástico contaminante a otro tipo de residuos algo menos agresivos.

Las bolsas de papel como alternativa

Aunque el cobro de las bolsas y la conversión de estas es una buena opción, hay empresas que empiezan a apostar por otras más sostenibles. En muchos supermercados se plantean utilizar bolsas de papel para que los clientes lleven su compra, además de envasar algunos productos en estas en lugar de en papel, como la bollería o el pan.

El papel es un material ecológico, 100 % reciclable. Por tanto no hay que hacer ningún cambio para utilizar estas bolsas sin problemas. Muchas ONG’s llevan tiempo reclamando que se eliminen los plásticos en las bolsas de la compra, y que se usen alternativas como esta, mucho más sostenibles y que no producen residuos peligrosos.

¿Se abusa del plástico?

Si echamos un vistazo a nuestro alrededor, podemos darnos cuenta de cómo el plástico se usa con mucha frecuencia. Más allá de lo que cabría esperar, como muestran ejemplos de piezas de fruta envueltas en bandejas y film, o productos que se envasan hasta tres veces en plástico, con los residuos que todo ello supone. En muchas ocasiones, las bolsas de papel pueden servir perfectamente como solución.

Pero las bolsas no son las únicas responsables del aumento del plástico en nuestros mares. También lo son los productos de usar y tirar, como platos, vasos y cubiertos. Por ello también se reclaman medidas para eliminarlos, bien potenciando el uso de envases y objetos reutilizables o materiales alternativos. Algunas empresas también han dado un paso adelante, por ejemplo anunciando que quitarán las pajitas de refresco y otros productos parecidos.

Potenciar la cultura del reciclaje es fundamental

Además de poner normas para reducir los residuos, muchas voces hablan de concienciar acerca de lo importante que es reciclar los materiales. Es curioso que algunos de ellos tradicionalmente se vuelven a usar una y otra vez, como es el caso de los metales. Un fabricante de cerramientos metálicos es consciente de que las vallas que fabrica pueden estar hechas con alambre que se ha fundido y vuelto a usar en innumerables ocasiones, ya que estos materiales tradicionalmente se han recuperado para aprovecharlos.

Con los plásticos ocurre lo mismo, aunque todavía falta mucho camino para llegar al mismo nivel. En principio, reducir los residuos poniendo normas respecto al uso de las bolsas es una medida, a la que sin duda deberán seguirle otras de mayor calado.

¿Qué te parece la medida? ¿Crees que será eficaz par reducir el impacto del plástico en el medio ambiente o simplemente una forma de cobrar por algo que hasta ahora se nos ofrecía sin coste?

Google+
Whatsapp Telegram

No hi ha comentaris per el moment

Escriu el primer comentari!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *