Jueves, 6 de agosto, 2020  |  

- 30 julio, 2020 -

Begoña Carrasco. Portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Castellón 30 de julio de 2020… y el equipo de gobierno de Castellón acaba... 30 de julio de 2020

Begoña Carrasco. Portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Castellón

30 de julio de 2020… y el equipo de gobierno de Castellón acaba de aprobar el presupuesto del año 2020. Ocho meses tarde, y sin perder de vista que no entrará oficialmente en vigor hasta el mes de septiembre, en el mejor de los casos. Es decir, va a tener una vigencia de apenas 3 meses. 

¿De verdad que esta es la gestión que merecen los castellonenses? ¿El equipo de gobierno de PSPV, Compromís y Podemos es todo lo que tienen que ofrecer a los vecinos de esta ciudad? La capital de la Plana va a vivir un año 2020 en blanco, sin recibir nada de su ayuntamiento, la institución más cercana y que más tiene que trabajar y velar por sus intereses. En lugar de eso, se encuentra un equipo de gobierno peleado, que solo se ha puesto de acuerdo para subirse su sueldo un 52%, con un sobrecoste de 600.000 euros para las arcas públicas; y que tiene un nivel de ejecución muy bajo. He aquí las razones de por qué hemos llegado al mes de julio y seguimos sin presupuesto para la ciudad. 

Pero para este largo viaje no hacían falta tantas alforjas. PSPV, Compromís y Podemos han presentado un presupuesto absolutamente continuista y que no tiene nada de anticovid, y que se gasta, entre otras cosas, 5 millones de euros en cambiar bombillas o 400 euros en la reforma del Palacio Municipal y el área de alcaldía y concejales. Una ciudad que tiene ahora mismo 17.000 parados, no puede dedicar dos millones de euros a Jornals de Vila, un programa de contratación municipal que supone dar trabajo seis meses a parados y devolverlos a la desocupación en seis meses, mientras solo destina 340.000 euros a emprendedores, pymes y autónomos, que son los que realmente generan empleo. 

Por si fuera poco, el equipo de gobierno ha aplastado con el rodillo de su mayoría las 21 enmiendas por valor de 5 millones de euros, y que recogían que las iniciativas que reclaman los vecinos de esta ciudad, como ayudas directas al alquiler de locales comerciales y turísticos, la activación de bonos comerciales para incentivar el consumo, o el inicio de proyectos e infraestructuras básicos, como la prolongación de la avenida Alcora, o la culminación del centro cívico de Benadressa, o la necesaria estación de bombeo en el Barranco del Sol, o el saneamiento de la calle Onda. También han dicho no a habilitar una enfermera escolar en los colegios, para que aporten su experiencia en la lucha y control del Covid en los colegios, o para la necesaria reforma de los mercados Central, de Abastos y Sant Antoni, entre otros. Han dicho no a encajar 5 millones de euros en un presupuesto de 181 millones. 

Pero a este equipo de gobierno le da igual. No escuchan, no atienden, no ejecutan lo que prometen. Sacan adelante unas cuentas que van en contra de las necesidades de los castellonenses, justo en un momento tan delicado como el actual, con la crisis sanitaria, económica y social más grave de la historia, y en una ciudad que ya acumula 17.000 parados. 

A todo esto han dicho NO hoy el equipo de gobierno. Es un No a los vecinos.

Pedimos al equipo de gobierno que recapacite, que rectifique, que atienda las propuestas de la oposición. Les hemos tendido la mano y lo seguimos haciendo. Una lástima. Va a ser un año perdido. Literalmente. Desde el Partido Popular no nos rendimos. Seguiremos defendiendo y luchando por los intereses de los castellonenses.

Google+
Whatsapp Telegram


No hi ha comentaris per el moment

Escriu el primer comentari!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *